BRIONES

Briones resume la esencia de la Rioja Alta porque tiene bodegas, viñedos, un bonito entorno natural y además es un buen sitio para comer y, sobre todo, empaparse de la cultura del vino. 

Con un entramado medieval, en esta villa da la sensación de que el tiempo se ha detenido, y gracias a su increíble patrimonio monumental, ha adquirido la denominación de Conjunto Histórico Artístico y forma parte de la ‘Asociación de Pueblos Más Bonitos de España’

Su casco histórico está repleto de antiguos palacios señoriales, calles estrechas y empedradas por las que perderse contemplando sus muchas casas blasonadas –entre ellas La Casona de nada más y nada menos que 500 años que pasa por ser el edificio civil más antiguo de La Rioja– y una plaza Mayor irregular a la que siempre se llega al final del paseo. Alrededor, por supuesto, hay bares, porque estamos en La Rioja y aquí el tapeo y los vinos son cultura.

Al rodear el pueblo, se puede disfrutar de los restos de la antigua muralla y, de paso, el paisaje que desde allí se contempla. Unas espectaculares vistas del entorno, extensos campos de vides que brindan sus mejores colores, un meandro del río Ebro en su ladera norte bajo unas paredes verticales que impresionan y la sierra de Cantabria como telón de fondo. El mejor lugar para disfrutar la panorámica está subiendo a los restos de la torre del homenaje del antiguo castillo de Briones.

Más allá de su patrimonio histórico-artístico, la villa de Briones resalta por su interesante cultura y tradiciones, entre los que destacan Las Jornadas Medievales, acontecimiento muy importante en La Rioja, que fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional en 2006 y de Interés Turístico Nacional en 2012.

Se celebran el sábado y domingo de la tercera semana de junio y durante estos días se recrea con todo detalle la manera en la que los aldeanos vivían en Briones en el siglo XIV. Las calles se visten de fiesta y las bodegas, bares y mesones se decoran con los adornos propios de la Edad Media. Por las calles los ciudadanos disfrutan caracterizados con los atavíos propios del medievo, disfrazados de caballeros, bufones, músicos… También pueden verse las representaciones teatrales donde no faltan luchas y batallas o juicios de la Santa Inquisición.

Y no se puede pasar por Briones sin visitar el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, un centro expositivo que fue galardonado por la Organización Mundial del Turismo-ONU como el mejor museo de vino del mundo. Allí se muestra todo lo relacionado con el cultivo de la vid, la vendimia, las técnicas de elaboración de los vinos, los utensilios utilizados durante el proceso y mucho más. 

 

CUZCURRITA DE RIO TIRON

Pequeña localidad situada a los pies del monte El Bolo y atravesada por el río Tirón.
El primer y más antiguo escrito en que se la menciona, una Real Cédula de Sancho de Navarra, es del año 1062 y durante la Edad Media, fue plaza fuerte y señorío con Enrique II de Castilla y estaba amurallada y tenía el castillo extramuros. Desde 1796 formó parte de la provincia de Burgos hasta que se creó la provincia de Logroño. 

De su pasado medieval de villa de señorío, conserva como prueba inequívoca el Rollo, todavía hoy situado en el monte el Bolo. Esta columna, situada a las afueras de la villa, era el monumento que servía para ajusticiar a los condenados, o lo que es lo mismo es el símbolo que significaba que en el pueblo se impartía justicia, de ahí el nombre de Villa de Cuzcurrita. Se colocó en el lugar más alto del pueblo para que sirviera para el conjunto de pueblos del entorno como señal de atención para con los actos que se pretendían a hacer.
Actualmente se ha construido una plataforma de observación del valle, acoplada a la roca, con un panel explicativo del Rollo. Es un perfecto mirador del entorno. 

Tras las vendimias, se celebra CuzcuWine y todos aquellos que se acerquen podrán visitar el pueblo mientras degustan vinos de las bodegas locales y revivir antiguas tradiciones vinícolas. Se programan muchas actividades durante todo el día: pisado de la uva, degustaciones de vino, música, gastronomía, food truck, ambientación musical, actividades infantiles y culturales, rutas teatralizadas 

 

SAJAZARRA

Sajazarra es un bonito pueblo de la Rioja Alta, en la comarca de Haro, en torno a la confluencia de los ríos Aguanal y Ea. Envuelto en un paisaje de extensos viñedos y otros cultivos, se entremezclan edificios de un alto valor arquitectónico y cultural, que sorprenderán con sus secretos a todo aquel que se acerque a conocerlos. Su larga historia ligada al vino es ahora conocida gracias a la acreditación del municipio como uno de los Pueblos más Bonitos de España… a pesar de que su población no llega ni a 150 personas.

Este reconocimiento pone en valor el trabajo de los vecinos de Sajazarra que, durante generaciones, han trabajado para mantener y mejorar día a día su belleza arquitectónica, su patrimonio cultural, sus tradiciones y su entorno.

Este pequeño pueblo es, en esencia, un importante conjunto histórico-artístico, fortificado y con arcos apuntados en sus muros. La imagen típica de Sajazarra, cuyo nombre procede del árabe y significa “Laguna de las Flores”, es la de su imponente castillo, del siglo XV, uno de los mejor rehabilitados de La Rioja y hoy propiedad particular. El castillo es un portento, construido en piedra de sillería, conformado por un recinto exterior rectangular, con cubos en sus esquinas y coronado por almenas y matacanes. El trazado de esta bella localidad, cuyo origen se remonta al siglo XI, responde al típico medieval de villa en bastida en un alto con calles perpendiculares.

Una de las actividades más interesantes es la Feria de Desembalaje de Antigüedades, en el mes de julio y en agosto, se celebran las fiestas patronales en honor a la Virgen de Cillas, en las que se hace una romería y se traslada a la virgen hasta la ermita que lleva su nombre.

Most Recent Projects

Situación COVID 19

X